Doce versículos bíblicos sobre los sueños y las metas

Todo en la Biblia se trata de Dios. Es la historia de un Dios que invita a participar al hombre en su plan perfecto y que le dará al ser humano un sentido de satisfacción y propósito pleno.

Desde el comienzo de la historia humana se manifestó la intencionalidad de Dios de que seamos participantes activos de su reino, fructificando, multiplicando, señoreando, poniendo nuestra impronta y creatividad en la transformación permanente de lo inicialmente creado.

Dentro de esa bendición inicial se le dio al hombre la libertad e inteligencia para gobernar, planificar y dirigir. Y es justamente en la plena comunión con la trinidad donde encontramos un sentido de valor como seres, mientras el uso de la imaginación, el
trabajo, los objetivos y planes se conjugan extraordinariamente con el hacer de Dios.

Somos llamados colaboradores de un Dios que claramente tiene un plan, un diseño, un propósito manifiestamente definido que le llevará gloria a su Nombre.

Encomienda a Jehová tus obras,
y tus pensamientos serán afirmados.
Proverbios 16.3

Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre,
no se sienta primero y calcula los gastos,
a ver si tiene lo que necesita para acabarla?
Lucas 14.28

El corazón del hombre piensa su camino;
Mas Jehová endereza sus pasos.
Proverbios 16.9

Porque yo sé los pensamientos
que tengo acerca de vosotros,
dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal,
para daros el fin que esperáis.
Jeremías 29.11

Y Jehová va delante de ti;
él estará contigo, no te dejará,
ni te desamparará;
no temas ni te intimides.
Deuteronomio 31.8

Porque mis pensamientos
no son vuestros pensamientos,
ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.
Isaías 55.8

Enséñanos de tal modo a contar nuestros días,
Que traigamos al corazón sabiduría.
Salmos 90.12

Porque somos hechura suya,
creados en Cristo Jesús para buenas obras,
las cuales Dios preparó de antemano
para que anduviésemos en ellas.
Efesios 2.10

Como aguas profundas
es el consejo en el corazón del hombre;

Mas el hombre entendido lo alcanzará.
Proverbios 20.5

He guardado tus mandamientos y tus testimonios,
Porque todos mis caminos están delante de ti.
Salmos 119.168

Todo hombre prudente procede con sabiduría;
Mas el necio manifestará necedad.
Proverbios 13.16

Fuente: Sociedad Bíblica Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *